domingo, 28 de agosto de 2016

28 de agosto. Francia/ Zaragoza. Ultima crónica de la #RutahaciaelEste.

 Pues... Se acabó por este verano. A punto de acabar las vacaciones, se acaba nuestra ruta, una gran ruta. La llamamos ruta hacia el Este, parece que siempre vayamos al Norte, porque Cabo Norte fue importante, tanto que creo que Sergio dudaba que otro punto cardinal, el Este, diera buen resultado.
Y espero que te haya quedado claro, somos tú y yo quienes hacemos de nuestros viajes, grandes viajes. Son importantes tus dosier, tus preparativos, tus rutinas... Pero el día a día lo seguiremos dibujando los dos y a partir de ahora quizás más unidos, no? Pero eso es lo importante.
Y tendremos nuestros momentos marrón crema, ja ja con que nutella eh, nuestros momentos carnetis en italiano o miles de carteles deletreando cirílico y esos son nuestros momentos, y los rosas( esta vez irrepetibles) y los oscuros, porque todo monocromático sería aburrido.
Han sido... Espera q me recuerdes Piacenza, Venecia, Croacia, Bosnia, Montenegro, Albania, Macedonia, Bulgaria , Rumanía, Eslovaquia, Hungría, República Checa, Austria y volvemos Italia, Francia y España. 
Un montón de países a la maleta, historias, lagos tan bonitos como el de Ohrid, silencios tan sobre cogedores como los de Mathausen, risas tan contagiosas como las que surgen ante lo absurdo y qué solo tú y yo sabemos, paseos por el Adriático con la mejor cena, un cucurucho de sardinas con no sé qué más o restaurantes pichifli e incluso en los que comes lo más raro de la cara que ni idea de lo que es, esos botes por el asfalto búlgaro, a buen ritmo haciendo curvas, los he disfrutado todos, todos y cada uno de los hoteles, con arañas, con sillones majestuosos, con vistas espectaculares o con vistas a nada, restaurantes en la puerta del cementerio o en los Alpes con vistas que no dejaban ni hablar. Y un montón de mañanas de rutina, aseo, desayuno, montamos maletas en la moto, casco, guantes y en marcha y sus 28 noches, muy buenas noches, desayunos maravillosos, inexistentes y nornales, pero todos ellos han formado parte de nuestro viaje. Un viaje que empezó en Piacenza pero yo prefiero poner su puntazo en San Marcos, Venecia y terminaba al entrar en casa, porque el final de un viaje hay que situarlo ya en el sofá, ni un minuto antes, porque cada minuto cuenta, cada km ha sido  importante porque sin uno no existe el siguiente.
Hoy hemos visitado en Toulouse el museo de aeroscopia, uno de los mundos de Sergio, los aviones, la verdad es que es curioso y cuando además te cuentan las cosas con ilusión... Hasta las aprendes, porque la mayor parte de los conocimientos se adquieren así, gracias a que alguien cree en lo que dice y lo cuenta con pasión y a Sergio le gustan los aviones. 
Y luego carretera rápida, un poquito de curvas, montañas y aparecían los Pirineos, esos que tanto me gustan y hoy no me hacía tanta ilusión ver. Francia abría sus puertas entre montañas a España. 
Entramos por Bielsa, un descanso y por fin en Zaragoza.
 Gracias por todo, no podías haber preparado un viaje mejor, gracias a ti tengo mis crónicas , porque hubo días que me costó ponerme a escribir, como hoy, en cambio hoy soy feliz de haberlas escrito. 
No soy la adolescente que es mi hija y busca sus me gusta en cada foto etc, solo busco recordar, no olvidar lo vivido , porque es difícil no olvidar tantas cosas, monasterios ortodoxos, catedrales sorprendentes, señoras de pañuelo y calcetines a media pierna o familias enteras sobre carros llenos de paja, miles de sandías en puestecillos de la carretera, de miel, de setas. Carreteras bacheadas, casi sin asfalto o con asfalto perfecto, puentes de madera, romanos, de cadenas , pequeños pueblos como Sigsohara o grandes ciudades como Budapest, difícil de recordar tantas cosas.
Y hoy p, ya desde el sofá y sabiendo que lo he pasado genial y habrá más viajes empezamos nuevo curso hasta el próximo gran viaje. 
Gracias por hacerme feliz.
Hoy mi única foto, mi maleta llena de recuerdos.

sábado, 27 de agosto de 2016

27 de agosto. Gargantas del Tarn/ Toulouse .

Hoy toca a recorrer unas gargantas que se nos quedaron pendientes de recorrerlas sin prisas. Las habíamos hecho pero ya era de noche y solo intuimos que eran chulas,y lo eran.
Hay dos vidas paralelas, una en la carretera, a penas transitada, tranquila, disfrutas de la garganta , rocas que se yerguen majestuosas como de la nada, a veces infinidad que parecen desafiar a la ley de la gravedad, otras recordando Monserrat o es que ya estamos pensando en casa, oh. 

El caso es que no dejan indiferentes, castillos ya derruidos que se hacen más mágicos a lo alto de pueblos pequeñitos que se asoman al río; y otra vida, la del río, eso sí que es tráfico, las piraguas y canoas no paran, a puntito de necesitar semáforos y es que hasta yo lo he apuntado en... Pendiente de realizar, iré por ahí con mis hijos , no sé si en una piragua o varias pero lo haremos y nos echaremos unas risas.



Hoy hemos seguido con nuestro particular embriagamiento del idioma así que siguiendo con el francés, nos hemos echado más de una risa, lo de ayer fue espectacular, en la cena no acertamos ni una y solo recordarlo casi nos meamos, y es que a pesar de que mañana, si Dios quiere ya dormiremos en Zaragoza, una vez más nos lo hemos pasado genial.
Hemos comido en el rio, me he mojado los pies y algo más y madre mía que bien  sienta. Da gusto estar a la orilla del río, la gente hablaba bajito y solo se oía el chillido de cada envidiable loco( a mí me encantaría aunque se me acaban las hormonas para sacar narices) que se tiraban de lo alto de una grúa  a modo de puenting, bestial.
Después hemos ido al punto sublime( se llama así) desde donde tienes unas vistas nunca mejor dicho, sublimes de las gargantas, cafécito y kilómetros para Toulouse. 

Hemos hecho una parada intermedia en un Macdonald, por eso de hidratarnos, porque el calor aprieta pero la verdad no se me ha hecho muy pesado, carretera rápida y tráfico fluido así que cenamos unos crepes salaos y de postre otro dulce, buenísimos aunq algo lentos.
Mañana repasare mis crónicas para cerrar esta ruta, han sido muchos hoteles, comidas, gentes, km, momentos y momentazos, risas y algún que otro mosqueo, convivencia y lo mejor de todo es que antes de repasar todo esto, se que una cosa tengo clara, Sergio, cuando repetimos? 
Te quiero.

viernes, 26 de agosto de 2016

26 de agosto . Italia/ Francia.#RutahaciaelEste.

Hoy el día ha seguido con curvas, bastantes curvas, creo que tres gargantas y un puerto, y no ha estado nada mal. 
Una vez en ruta se ha puesto a tiro él "Col du Galibier" y hemos dicho, va por un poquito más... Y allí que hemos subido, 2642 m , se estaba de maravilla.

Nuestro restaurante, hoy justo antes de empezar unas gargantas ya en Francia, nuestros tomates y fruta, de lo más sanos pero nos apetecía algo fresco y es que si no estas en puerto de montaña o al menos que haya árboles, te mueres de calor.
Sergio quería enseñarme algo pero no tenía el punto exacto o se hacía derrogar, así que fuimos por carreteras súper chulas pero al ir buscando aquello que yo ni siquiera sabía que era, ni hicimos fotos ni paramos tanto como merecía. Aunque pensándolo bien mejor no haber parado más porque han sido algo más de 8 horas y media de moto y de curvas, así que estamos cansados.
Al fin llegamos al punto, son unas gargantas que discurren a muchos metros de altura y con túneles en la montaña, espectaculares. "Combe Laval"( apuntad).


Después de un rato hemos decidido parar a tomar algo fresco y descansar, y por sorpresa todavía quedaban dos horas, pero gracias al error del GPS que se empeñaba en decir que costaría dos y media hemos llegado, y la verdad o se me hizo tan pesado como imaginaba cuando tomaba el refresco.
Así que hoy no hay iglesias, ni monasterios raros. Hemos entrado en el último país antes de llegar a casa y eso denota nostslgia, esto se empieza a acabar, será dura la vuelta ains, pero yo sigo cogiendo aire para los  momentos difíciles y ganas, porque eso sí, mis tres razones( hijos) me abren las ganas de volver y dar gas y gas incluso para llegar antes pero ellos como yo tenemos un día para ese reencuentro así que primero lo primero, que sin queda algún día, luego la vuelta al curro y después vienen ellos para empezar el cole , ains que duró, si no fuera porque soy Profe to también les daría la razón y gritaría ¡ no quiero ir el coleeeee! ( ja ja).

jueves, 25 de agosto de 2016

25 de agosto. + Italia. Bergamo/ Oulx. #RutahaciaelEste.

Hoy toca crónica cortita y es que era un día para tirar hasta Oulx, por qué? Podes porque nos venía bien, en número de km y horas, han sido seis horas de moto por carretera que se alegraban con algo de autopista hasta que nos saludamos antes de llegar a la zona de pago, más que nada por avanzar porque las carreteras italianas están llenas de rotondas y pueblos con lo que sale una media de 50 por hora casi.
Hemos visitado Bergamo, la verdad es que como pasa en Italia en una plaza cualquiera aparece una gran catedral, iglesia, fuente enorme ...y el dúo o o catedral de Bergamo tiene unas cúpulas interiores que llaman la atención por su colorido, etc es muy fotografía le, y un confesionario creado por el año del jubileo, he creado traducir, que era una pasada .



Después comimos unas cosillas que compramos en el lidl, sí otra vez, los hay a patadas y continuamos.
La última parte, ha sido agradable, de nuevo en las montañas, donde cuando miras el retrovisor alucinas de ver cómo si de una postal se tratara esas enormes miles que se levantan de una pradera cualquiera y que esconden otras a cuál más alta.
Ya duchados y cambiados, hemos cenado en Oulx, ni idea de cómo es porque del hotel al restaurante primero que hemos visto y fin, comida casera y sitio pintoresco por poco turístico y muy de casa, mola. 
Mañana entraremos en Francia y es que ya casi estamos en casa, así que aprovecharemos todo lo que se pueda.
A descansar y mañana más .

miércoles, 24 de agosto de 2016

24 de agosto. Adiós dolomitas. Asoló.Vicenza. Verona, Brescia. #RutahaciaelEste.

Hoy el día no era muy largo en ruta ni especialmente interesante, pero ha sido muy divertido, empiezo.
Primero disfrute de los dolomitas en mi retrovisor, la verdad es que ese poderío saliendo entre las verdes montañas y quedando por encima de todo, aunque sean fríos, serios, como arrogantes, pero no hay que negar que eso es precisamente lo que les hace bellos.
Luego una gran sorpresa, el paso de San Boldo. ¡Qué pasada! Impresionante, cortito pero impresionante, la carretera se retuerce en tornantis seguidos uno de otro pero metidos en túneles , es diferente. 

Una bonita manera de despedirnos de los famosos pass, que durante el resto del día he echado de menos, ayer tantos y hoy solo este y la carretera de hoy encima no era nada especial.
Luego llegamos a un pueblecito que dicen medieval pero yo no lo vi muy medieval, cosa de los italianos, Asolo se llama y dimos un paseo, subimos a su castillo y pudimos tener una vista del pueblo, bueno una paradita. 

Hoy comimos en un parque, unas latas en bocata con zumo y fruta que paramos a comprar en un lidl, que hay a patadas en todos los sitios por cierto. Y aquí empezó nuestra esencia del día, no sé porque empezamos a hablar italiano, bueno a terminar todo en " i" ya sé que os parecerá ridiculo, pues llevamos así todo el día y a punto de mearnos de risa, literalmente, de hecho Sergio al salir del hotel para pedir nuestros carnet al de recepción porque íbamos a cenar se le ha escapado y le dice, nuestros carnetis? Bufff se ha puesto hasta colorado y yo casi me meo.
Bueno, después Vicenza, me quedo con su plaza, al principio no le di importancia pero después sentada en el portal de una tienda donde veía toda la plaza, un señor que tocaba el acordeón de maravilla y mi helado de café..,oye pues que me ha encantado.
Otro trocito de carreterita ya asadicos de calor y Verona, esta sí, su plaza, edificios me han gustado un poquito más, y oye el balcón de Julieta, etc 
Nos hemos comprado otra pulsera de cuero, llevamos casi las mismas, je je y lo del italiano, que seguíamos con la broma.

Y ya por último, yo, antiautopista, hoy casi la he pedido, quedaban unos 70 km pero la carretera era lenta, con el calor insufrible así que autopista y en media hora en el hotel. Ducha rápida y a ver Brescia.
Yo, emocionada porque Serfio comió muy bien la última vez que estuvo solo en un sitio, hemos ido directos, pues hoy... No para tirar cohetes, no tenían los mismos platos y no nos ha sorprendido, bueno estas cosas pasan.
Me quedo con el día "tonto"( tonti) de hoy, de esos que la risa floja te hace pasar buenos ratos,  esos que trae la convivencia que nosotros tanto apreciamosm quizás porque es un bien que no tenemos. A estas alturas del viaje ya hemos tenido dias diarrea, días de sol, días de lluvia, días negros y días rosas, muyyyyyy rosas, días MUY ESPECIALES, y hoy, ha sido un día de risas, de esas que solo entienden los protagonistas y por eso son tan especiales. 
A dormir y ser buenos.

martes, 23 de agosto de 2016

23 de agosto. Adiós Austria, hola Italia. Tornantis x 1.000.000

Hoy la cosa empezaba algo incompleto, Sergio no paraba de cambiar la ruta. Lo primero era dar un segundo paseo por Saltzburgo que ayer nos gustó . Así que una foto por aquí otra allá, bueno no nos ha emocionado tanto como ayer pero es chulo, al menos el centro, tiene catedral cuya magnitud se aprecia dentro con cinco órganos, cuatro más pequeños y uno enorme y plazas, dos, muy grandes y unas tiendas de ropa... En fin pero prohibitivas.


Ya en la moto, hoy tocaba paisajes en carreterita a, los dolomitas y dormíamos en una casa perdida entre los dolomitas. A poco de la salida, unos 50 km, dice Sergio pues no vamos tan lentos, no sé si deberíamos hacer el Grossglockner, una de esas carreteras míticas, de paisajes espectaculares y que tienes que pagar para hacerla, bueno y te dan pegatina. Ah si ? Pues será chula, vamos. Mira que te vas a cansar de tornantis y curvas y luego en los dolomitas los últimos 150 son también de curvas y más curvas. Vamos. Pagar? Si, 25 EURAZOS!!! Cada uno eh. Pegatina ? No, te dan mapas, información y la monedita para pasar que metes en la máquina pertinente así que la pegatina la hemos comprado arriba a 2500m de altitud, que barbaridad.

Y de verdad lo volvería a pagar, todavía no he mirado las fotos pero no hubiera hecho otra cosa, es espectacular. Hemos comido al lado de un lago y en frente de un glaciar y las montañas verdes ... No tengo adjetivos suficientes, si te gusta la montaña, no debes perdértelo. Ni Trasfaragasan ni leches, espectacular.

El sol ha brillado todo el día, daba gusto, a pesar de los 12 grados de arriba, no hacía frío, claro para pantalón corto no. Y tanto subir y bajar hemos estado a 30 grados, 27, 12... Vamos de lo más variado.
Y faltaban los ansiados dolomitas de Sergio, y es que yo soy más de árboles, de verde, montañas frondosas y picos desafiantes, y Sergio es más de Valles, y puertos de montañas altos donde ya no crece una hierba, claro los dolomitas son roca pura, mármol al parecer y la verdad es que aún no siendo yo de piedra seca... Son tan grandes y de un bosque o una colina emergen esos grandes circos de piedra que te dejan con la boca abierta. Bueno , a mí, la boca abierta y la moto en el suelo porque en una de esas ... Foto, paramos, no sé que he hecho, piedras, escalón y me paro en medio, ya en parado no hago pie y... Chof, al suelo. Bueno no ha sido nada, una caida tonta pero caída. 
Ah , la moto bien, una maleta se ha pegado más de la cuenta por el soporte , la hemos quitado y Sergio la ha forzado a su sitio, todo bien.

Y de ahí nos quedaban todavía unos 70 km, más o menos, se me han hecho horribles, tenía frío, pero no me apetecía más que llegar, así que no hemos parado, un puerto, pasas famoso lo terminábamos y enlazábamos con otro y pilones que ponen 28 tornantis, ahhh sabes que quedan otros 28 para bajar y cuando los terminas empiezas otro, ya eran las 7 de la tarde y lo que en otro momento me hubiera hecho gracia ahora ni pizca, quería llegar.
Y hemos llegado claro, la habitación es un apartamento así q hemos cogido una sopa y ni salir, ahora me duchare que no podía ni quitarme nada del frío y a descansar. Y eso que hoy ha sido uno de los mejores días pero me sobró los últimos tres cuartos de hora y sus tornantis , curvas, dice grados y el sol de cara por cierto a veces que hacía que mi imaginación dibujara el trazado, ains. Benditos Alpes.

lunes, 22 de agosto de 2016

22 de agosto. Austria. Mauthausen. Salzburgo . #RutahaciaelEste.

Desayuno en el hotel, solo hay dos posibilidades, por abreviar claro, o están muy bien, pocas veces o normal tirando a flojo que era el caso de hoy , bueno en marcha.
Hoy tocaba día tranquilo, no llegaba a los 400 km, primero retrocedíamos en ruta un poquillo para ver Mauthausen, me apetecía, ya fuimos a Auschwitz y me impresionó . No es que me guste, pero es historia, de esas que hay que aprender a... no puede volver a pasar, jamás . Es enorme, aquí había bastante nombre español, España representada pero con la bandera republicana, placas hasta de aérea de los Caballeros, en memoria de paisanos que perdieron aquí la vida. Da igual la bandera, sí, da igual, lo que no da igual son las fotos de tanta gente sufriendo, el crematorio, la cámara de gas, los hacinamientos en barracones, niños nacidos en campos de concentración, la escalera de la muerte, hoy en una hermosa colina pero por la que tantos gritos desesperados debieron escucharse. De nuevo, un sitio donde a pesar de haber visitas( no muchas, hoy), hay silencio, respeto, la gente se sobrecoge ante tanta crueldad, el ser humano tantas veces humilde y otras se enorgullece de la atrocidad. Pero ahora, ya no es orgullo, son banderas que recuerdan , todos sufrimos esto, chinos, alemanes, italianos, franceses, españoles pero recordar para no olvidar y no seguir estos pasos. Historia negra, fea, pero historia.




Bueno y después de tanto negro y tanto silencio, os diré que hoy no pudo ese negro del principio, porque las colinas eran verdes, verde claro e intenso, y cuando el sol casi peleándose con las nubes aparecía aunque tímidamente, volvía el verde claro en fosforito. Las casas unas veces alineadas en la colina, otras desperdigadas, otras a la vera de un río, pero siempre exuberantes, mitad madera y mitad pintadas de colores vivos, muy como las casitas alemanas de la romanticstrage. Y en sus jardines columpios para los niños, la casita del árbol... Hoy parecía el paisaje un desplegable de esas postales que a veces piensas, esto no existe. No me imagino a nadie salir de una de esas casas o trabajando en esos campo chillando y de mal humos, pero supongo que a ellos el verde les dará igual, y el cielo también y que tendrán días buenos y días malos. Pero a mí, hoy sus casas, sus campos, sus gentes, me alegraban el día, la vista y todo, daban Paz.


Comimos en una parada de carretera, una sopa picante con nuestro hornillo que vamos, todavía me pica la lengua y es que parecían yatecomo, pues parecidos pero esa guindilla de la foto era una señal.
Y de pronto aquel río, aquellas praderas, colinas y bosques jugaban a entremezclarse y además dibujarse en un hermoso lago, o quizás el río que se abría, y faltaba el súperchulo, y de verdad lo era.
Hallstatt, el pueblo más bonito junto con Reine en las Lofoten( que ya lo vi y lo corroboro), de verdad que ambos son especiales, pero vamos al de hoy. Hallstatt, pequeño y coqueto con sus casas bien conservadas, su plaza donde las casas pelean por asomarse, con sus maderas perfectamente cuidadas y pintadas de colores. Y aquellas que se asoman al lago, como damas presumidas que se miran al espejo con sus mejores galas, hasta los patos son elegantes cisnes que se acercan con descaro hasta los selfies de los turistas ja ja.





Y cuando ya no podíamos fotografiar más, o si pero teníamos que seguir, continuamos hasta Saltzburgo. Y nos convenció, mañana se merece un paseo y foto, porque de noche aunque el castillo y alguna cosilla estaba chula iluminada, las fotos habrá que hacerlas con luz, mola.
Un cierre buenísimo a un día genial en un entorno y compañía inmejorable que guardaré en mi retina.